Hipertrofia muscular en el deporte

La hipertrofia muscular es causada por el aumento de las fibras causando así un elevado crecimiento del volumen de los músculos ejercitados.


¿Qué entendemos por hipertrofia muscular?

Ir al gimnasio, entrenar y llevar una alimentación adecuada es cada vez más importante para muchísimas personas y es por ello que es probable que el término de hipertrofia muscular nos sea familiar.

La hipertrofia muscular, más conocida como hipertrofia es el nombre científico que se le otorga al fenómeno de crecimiento de las células musculares dando como resultado el aumento de masa muscular. Es causado principalmente por el equilibrio de tres factores: Un plan de entrenamiento orientado a lograr la hipertrofia, una dieta correcta y un descanso adecuado.

La hipertrofia muscular no es meramente estética, también viene acompañada de múltiples beneficios para quienes la logran; Aumento de la fuerza, previene las lesiones, mejora la estabilización y fortalece las articulaciones.



¿Cómo se produce la hipertrofia?

Los ejercicios con una alta carga e intensidad causan pequeñas lesiones en las fibras de los músculos. La hipertrofia ocurre en el periodo que sigue a esos entrenamientos diseñados: la etapa de recuperación y descanso.

Durante el proceso de descanso el cuerpo comienza a restaurar las fibras dañadas durante el ejercicio y es ahí donde el tamaño del músculo aumenta. Esto sucede debido a una sobrecarga de los músculos durante el ejercicio al someterlos a una exigencia mayor a la que están acostumbrados normalmente. El resultado es una adaptación muscular que con los ejercicios indicados dará lugar a una hipertrofia muscular.

El entrenamiento orientado a lograr una hipertrofia muscular debe ser establecido por un entrenador profesional. Generalmente el plan de ejercicios contará con entrenamientos intensos de una elevada carga para potenciar el proceso. Se trabajará el cuerpo entero con una recuperación de al menos 24h entre las sesiones. La hipertrofia muscular es un proceso lento que comenzará a dar resultado tras aproximadamente 6 meses entrenando.

La dieta a seguir también será vital para poder resistir los entrenamientos y nutrir  los músculos de forma correcta. Esta deberá ser indicada por un nutricionista  y generalmente presentará una ingesta calórica mayor a la que se invierte y será rica en proteínas.



¿Qué hay que tener en cuenta acerca de la hipertrofia?

Los entrenamientos serán muy exigentes y la alimentación requerirá una alta ingesta calórica, por lo que es probable que tanto el entrenador como el nutricionista aconsejen utilizar suplementos que complementen la dieta y los ejercicios. 

Las proteínas en polvo serán las mayores aliadas a la hora de aumentar el tamaño de los músculos y aumentar su fuerza y el rendimiento físico. Tras realizar cualquier tipo de ejercicio (y más unos que requieren una alta exigencia) es importante nutrir a los músculos de forma adecuada para que puedan crecer.

Los BCAA aumentan el rendimiento y además contribuyen a la generación y mantenimiento de masa muscular protegiéndolos de lesiones así como la Glutamina y la Creatina de forma aislada.

La recuperación es una parte vital a la hora de lograr la hipertrofia, por lo que hay que prestarle una gran importancia. Los recuperadores musculares garantizarán un apoyo fundamental en la etapa de descanso y protegerán a los músculos de lesiones a la par que les otorgará los nutrientes necesarios para que aumenten su masa muscular.

Producto agregado a la lista de deseos
Product added to compare.

Para mejorar al máximo tu experiencia, esta web utiliza cookies. Si utilizas la web significa que estás de acuerdo con que usemos cookies. Hemos publicado una nueva política de cookies, que deberás leer para entender mejor cuáles son las cookies que utilizamos.